Incontinencia Urinaria

¿Qué es la incontinencia urinaria?

Si usted no es capaz de contenerse para orinar hasta llegar a un baño, entonces padece lo que se denomina incontinencia urinaria (también llamado pérdida de control de la vejiga). El control de la vejiga, en cambio, significa que usted orina sólo cuando quiere hacerlo.

Las mujeres sufren de incontinencia con el doble de frecuencia que los hombres. La incontinencia puede a menudo ser temporal, y siempre es causada por una condición subyacente.

 

¿Cuál es su causa?

Tanto las mujeres como los hombres pueden tener problemas con el control de la vejiga debido a:

  • Lesiones neurológicas.

  • Defectos congénitos.

  • Derrames cerebrales.

  • Esclerosis múltiple.

  • Problemas físicos relacionados con la vejez.

  • Otros (tumores que obstruyan las vías urinarias, malos reflejos que puedan estar relacionados con los nervios, etc.).

Las personas mayores tienen más problemas de control de la vejiga que las jóvenes. Sin embargo, la pérdida de control de la vejiga no es algo que tiene por qué suceder cuando usted madura. Esta condición puede ser tratada y a menudo curada, cualquiera sea su edad. No permita que la vergüenza por su incontinencia le impida hablar con su médico acerca de su condición. Averigüe si padece una condición que requiere tratamiento y para eso estamos especialmente preparados en Urolit.

 

¿Cómo es el sistema de control de la vejiga y cómo funciona?

El control de la vejiga requiere que muchos órganos, músculos y nervios en su cuerpo trabajen en forma conjunta. La mayor parte del sistema de control de la vejiga se encuentra dentro de su pelvis, el área de su abdomen localizada entre sus caderas y debajo del ombligo.

  • Su vejiga es un músculo con forma de globo. Cuando la vejiga almacena orina, el músculo se relaja; mientras que cuando usted orina, el músculo se contrae para expulsar la orina.

  • Los esfínteres son músculos que ayudan a la vejiga a trasladar la orina hacia la uretra. La orina sale de su cuerpo a través de este tubo. Los músculos esfínteres mantienen cerrada la uretra apretándola como si fuesen bandas elásticas. Los músculos del suelo pélvico ayudan a mantener cerrada la uretra.

  • Cuando la vejiga está llena, los nervios que en ella se encuentran, envían señales a su cerebro. Es entonces cuando usted tiene la necesidad de orinar. Una vez que llega al baño, su cerebro le envía un mensaje a los músculos esfínteres para que se relajen. El cerebro también les dice a los músculos de la vejiga que se contraigan para expulsar la orina de la vejiga.

La pérdida de control de la vejiga suele suceder debido a problemas con los músculos que ayudan a sostener o liberar la orina: el músculo de la vejiga, los músculos esfínteres, y los músculos del suelo pélvico. La incontinencia ocurre si sus músculos de la vejiga de pronto se contraen (o aprietan) o si los músculos que rodean la uretra de pronto se relajan.

 

¿Existen distintos tipos de incontinencia urinaria?

Sí, entre ellos están:

  • Incontinencia de esfuerzo: perder pequeñas cantidades de orina durante el movimiento físico (toser, estornudar, hacer ejercicio). La incontinencia de esfuerzo es el tipo de incontinencia más común entre las mujeres. Puede ser tratada.

  • Incontinencia de urgencia: perder grandes cantidades de orina en momentos imprevistos, tales como al dormir, luego de beber una pequeña cantidad de agua, o cuando toca el agua o la escucha correr (como al lavar los platos).

  • Incontinencia funcional: incapacidad de llegar al baño a tiempo debido a una discapacidad física, obstáculos, o problemas para pensar o comunicarse. Por ejemplo, puede que una persona que padece la enfermedad de Alzheimer sea incapaz de pensar suficientemente bien como para planear una visita al baño a tiempo para orinar, o una persona en silla de ruedas puede estar obstruida y no llegar al baño a tiempo.

  • Incontinencia por rebosamiento: perder pequeñas cantidades de orina porque la vejiga está siempre llena. En esta condición, la vejiga nunca se vacía por completo. La incontinencia por rebosamiento es infrecuente en las mujeres.

  • Incontinencia mixta: combinación de tipos de incontinencia, con frecuencia cuando la de esfuerzo y la de urgencia suceden juntas.

  • Incontinencia transitoria: perder orina en forma temporal debido a una condición o una infección, que desaparecerá una vez que el problema sea tratado. Puede ser provocada por medicamentos, infecciones de las vías urinarias, disfunciones mentales, movilidad limitada, y constipación grave.

 

¿Afectan el embarazo, el parto y la menopausia a la incontinencia urinaria?

  • Durante el embarazo, el peso adicional y la presión del futuro bebé pueden debilitar los músculos del suelo pélvico, lo que afecta su habilidad para controlar su vejiga. A veces la posición de su vejiga y de su uretra pueden cambiar debido a la posición del bebé, lo que puede causar problemas. El parto vaginal y una episiotomía (el corte en el músculo que facilita la salida del bebé) pueden debilitar los músculos de control de la vejiga. Además, el embrazo y el parto pueden causar daños a los nervios de control de la vejiga.

  • Luego del parto, el problema de la incontinencia urinaria suele desaparecer por sí solo. Pero si aún sigue teniendo problemas 6 meses después del parto, hable con su médico. Los problemas de control de la vejiga no siempre aparecen inmediatamente después del parto. Algunas mujeres no tienen problemas de incontinencia hasta que llegan a los 40 años de edad.

  • La menopausia (cuando sus períodos se detienen por completo) puede causar problemas de control de vejiga para algunas mujeres. Durante la menopausia, la cantidad de la hormona femenina estrógeno que hay en su cuerpo comienza a disminuir. La falta de estrógeno hace que sus músculos de control de la vejiga se debiliten.

 

¿Cómo se diagnostica la incontinencia urinaria?

Si usted tiene un problema de incontinencia, el primer paso es ver a un urólogo y, de hecho, en Urolit estamos preparados para atenderla/o. Además de un examen físico, realizamos un examen para determinar cuánta orina es capaz de almacenar su vejiga, o cómo están funcionando sus músculos. Para este examen, le pediremos que beba mucho líquido, y que orine en una taza de medición, y después nosotros mediremos la orina que quede en su vejiga. Al mismo tiempo, nuestros urólogos le pueden indicar otros exámenes, tales como:

  • Prueba de esfuerzo: usted se relaja, y luego tose con fuerza mientras nuestro especialista observa si hay pérdida de orina.

  • Análisis de orina: usted suministra una muestra de orina, que es examinada en busca de señales de infección u otras causas de incontinencia.

  • Análisis de sangre: se realiza un análisis de sangre para detectar sustancias relacionadas con las causas de la incontinencia.

  • Ultrasonido: se utilizan ondas de sonido para tomar una imagen de los riñones, la vejiga, y la uretra, y ver cualquier problema en estas áreas que pueda causar incontinencia.

  • Cistoscopia: un tubo delgado con una cámara diminuta se coloca dentro de la uretra para observar el interior de la uretra y la vejiga.

  • Examen urodinámico: se utilizan técnicas especiales para medir la presión en la vejiga y el flujo de la orina.

 

¿Cuál es el tratamiento para la incontinencia urinaria?

Existen varias maneras de tratar la incontinencia. El urólogo determinará cuál es mejor para usted. Algunos de los tratamientos son:

  • Ejercicios de los músculos pélvicos.

  • Estimulación eléctrica: pequeñas dosis de estimulación eléctrica pueden fortalecer los músculos de la parte inferior de la pelvis, en forma similar a si ejercitase los músculos.

  • Biorretroalimentación. Un terapeuta capacitado en biorretroalimentación coloca un parche eléctrico sobre los músculos de su vejiga y de su uretra. Un cable conectado al parche se conecta a una pantalla de TV. Usted y su terapeuta miran la pantalla para ver cuándo estos músculos se contraen, para que usted pueda aprender a controlarlos.

  • Vaciamiento regulado o entrenamiento de la vejiga. Dos técnicas que ayudan a entrenar su vejiga para que retenga mejor la orina. Para el vaciamiento (orinación) regulado, usted llena un registro acerca de cuándo orina y cuándo pierde orina. A partir de estos patrones, usted puede planificar vaciar su vejiga antes del momento en que de otra manera tendría una pérdida.

  • Pérdida de peso. El exceso de peso puede causar problemas de control de la vejiga.

  • Cambios en la dieta. Ciertos alimentos y bebidas pueden causar incontinencia, tales como la cafeína (en el café, refrescos, chocolate), el té y el alcohol. A menudo puede disminuir la incontinencia al limitar esos líquidos en su dieta.

  • Medicamentos. Los medicamentos pueden disminuir muchos tipos de pérdidas. También pueden ayudar a endurecer o fortalecer los músculos del suelo pélvico y los músculos que rodean la uretra. Algunos medicamentos también pueden calmar los músculos de la vejiga si están demasiado activos.

  • Implantes. A través de una aguja se inyectan sustancias dentro de los tejidos que rodean la uretra. El implante agrega volumen y ayuda a que la uretra se mantenga cerrada. Este tratamiento reduce la incontinencia de esfuerzo. Se han usado el colágeno (un tejido fibroso natural de las vacas) y la grasa del cuerpo de la persona. Este procedimiento dura unos 30 minutos y puede ser llevado a cabo en el consultorio, usando anestesia local.

El índice de éxito de los implantes varía. Las inyecciones deben repetirse luego de algún tiempo porque el cuerpo se deshace lentamente de las sustancias. Antes de recibir una inyección de colágeno, debe hacerse un examen de piel para asegurarse de que no es alérgica a esta sustancia.

  • Cirugía. Este tratamiento se utiliza principalmente sólo luego de haber intentado otros tratamientos. Se pueden hacer distintos tipos de cirugía, de acuerdo al tipo de problema de incontinencia que usted padezca. Algunos intervenciones quirúrgicas elevan o levantan la vejiga hacia una posición más normal. Otros tipos de cirugía usan implantes para ayudar a la vejiga a funcionar mejor.

  • Cateterización. Un catéter es un pequeño tubo que usted puede aprender a insertarse en la vejiga a través de la uretra para drenar la orina. Los catéteres se pueden usar de vez en cuando o en forma continua. Si se usa en forma continua, el tubo se conecta a una bolsa que puede sujetarse a la pierna. Si usted usa un catéter a largo plazo (o permanente), debe estar atenta a señales de infección de las vías urinarias.

  • Pesario. Un pesario es un anillo rígido que el urólogo inserta en la vagina, donde ejerce presión sobre la pared de la vagina y la adyacente uretra. La presión ayuda a sostener la vejiga y a disminuir la pérdida por esfuerzo. Si utiliza un pesario, esté atenta a señales de infección vaginal y de las vías urinarias. Visite a su médico inmediatamente si cree que padece una infección. Haga que su médico examine el pesario regularmente.

  • Dispositivos uretrales. Un dispositivo uretral es un pequeño dispositivo que se coloca dentro de la uretra, una técnica que usted puede aprender a hacer por sí misma. Se quita el dispositivo cuando tiene que ir al baño y luego lo coloca de nuevo dentro de la uretra hasta que necesite orinar nuevamente.

  • Parche urinario. Los parches urinarios son pequeños parches de espuma que usted coloca sobre la abertura de la uretra. El parche se sella contra su cuerpo, evitando que tenga pérdidas. Usted se lo quita y lo descarta después de orinar. Luego coloca un nuevo parche sobre la uretra.

  • Ayudas para la sequedad. Los parches absorbentes o los pañales ayudan a muchas personas, pero no curan los problemas de control de la vejiga. También pueden causar baja autoestima e irritar la piel.