Infertilidad Masculina

¿Qué es la infertilidad?

Es un problema frecuente que consiste en la incapacidad de la pareja de lograr una gestación después de un año de mantener relaciones sexuales sin ningún medio de planificación. La infertilidad es un problema de pareja y no es una enfermedad, sino consecuencia de una o varias enfermedades.

Aproximadamente 20% de las parejas están aquejadas por infertilidad, la cual podría ser curable en más del 90% de los casos si se hiciera un diagnóstico adecuado. Sin embargo la falta de dicho diagnóstico impide lograr el embarazo.

Generalmente la infertilidad se origina en ambos miembros de la pareja y no en uno sólo, por lo que es indispensable estudiar tanto al hombre como a la mujer. El examen más simple para infertilidad es el espermograma pues si éste es perfectamente normal el estudio se focalizaría en la mujer.

¿Qué es la infertilidad masculina?

En pocas palabras, la infertilidad masculina es la incapacidad de causar un embarazo. Con frecuencia, se debe a un bajo recuento de espermatozoides. El primer paso para conseguir ayuda es un análisis de semen, y luego realizar el tratamiento disponible.

Millones de hombres enfrentan la infertilidad. La buena noticia es que muchos hombres con problemas de fertilidad son padres.

En algún momento se creyó que la infertilidad era sólo un problema de la mujer. Pero los hombres también pueden tener problemas de fertilidad. Cuando en una pareja la mujer tiene dificultades para quedar embarazada, es tan probable que sea causado por un problema de fertilidad del hombre como de la mujer.

¿Cuál es la causa de infertilidad masculina?

Las causas más comunes de infertilidad masculina están relacionadas con el esperma:

  • Bajo recuento de espermatozoides.

  • Esperma que no se mueve lo suficientemente rápido, muere antes de alcanzar el óvulo.

  • Esperma que no está formado correctamente.

  • Líquido seminal que es muy denso, el esperma no se puede mover con facilidad.

  • Ausencia de esperma.

Los problemas relacionados con el esperma puede que se deban al exceso o a la insuficiencia de las hormonas que guían la producción de esperma.

Otra causa de infertilidad masculina es un problema con la eyaculación. En algunos casos, los conductos dentro de los órganos reproductivos del hombre están bloqueados. De ser así, el hombre puede tener dificultades para eyacular o no eyacula cuando tiene un orgasmo. A veces, la eyaculación retrocede de la próstata a la vejiga en vez de ser expulsada del cuerpo.

Algunos problemas de salud pueden reducir la capacidad de un hombre de dejar embarazada a una mujer:

  • Fibrosis quística

  • Lesiones o traumatismos en el escroto y los testículos

  • Problemas para tener una erección

Existen muchas otras causas de infertilidad masculina, siendo muy frecuente que coexistan varias de ellas. También hay casos de infertilidad idiopática (se desconoce la causa). Pero en el Centro Urológico Integral estamos capacitados para hacer el diagnóstico preciso y ofrecerle el tratamiento adecuado.

 

¿Qué puede aumentar el riesgo de infertilidad?

Hay causas que pueden aumentar el riesgo de la infertilidad en el hombre. Por ejemplo:

  • Quimioterapia o radioterapia para el tratamiento del cáncer.

  • Toxinas ambientales, como el plomo y los pesticidas.

  • Consumo excesivo de alcohol o drogas.

  • Fumar tabaco.

  • Haber dado mucho calor a los testículos por usar prendas muy ajustadas o por nadar o bañarse en agua caliente.

  • Tener un testículo que no desciende.

 

¿Cómo se trata la infertilidad masculina?

El tratamiento de la infertilidad masculina depende de la causa y puede ser tan simple como recibir antibióticos y antinflamatorios, o determinar las causas de la hipertensión y corregirla  para suspender los antihipertensivos que afectan la fertilidad. Las causas de infertilidad más frecuentes son las más simples de corregir siempre y cuando se diagnostiquen oportunamente.

Los tratamientos para tratar problemas de fertilidad masculina son:

  • Cirugía.

  • Medicamentos.

  • Tratamiento hormonal.

Si el esperma de un hombre no puede fertilizar un óvulo, se puede usar el esperma de un donante, o sea esperma de otro hombre. La cirugía, los medicamentos, los tratamientos hormonales y el esperma de donante se pueden usar solos o con otros tratamientos que ayudan al óvulo y al esperma a unirse. Dos de los tratamientos más comunes son los siguientes:

  • Inseminación intrauterina (IUI, por sus siglas en inglés).

  • Fertilización in vitro (FIV).

En Urolit podemos ayudarlo a determinar cuáles son los mejores tratamientos para usted y su pareja.