Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH)

¿Qué es el VIH?

El VIH se considera el agente de que transmite el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

El VIH ha sido aislado en la sangre, semen, saliva, lágrimas, orina, líquido cerebroespinal, líquido amniótico, leche materna, secreciones del cuello del útero, en el tejido de pacientes infectados: la piel (especialmente cuando hay rasguños, cortes, abrasiones, dermatitis, u otras lesiones), las membranas mucosas del ojo, nariz, boca y posiblemente el tracto respiratorio (tráquea, bronquios y pulmones).

También se encuentra presente, y en cantidad suficiente, en el líquido pleural, sinovial, peritoneo y pericárdico. Todos estos elementos deberían ser considerados como una vía potencial para la entrada del virus.

 

¿Cuáles son las vías de contagio del VIH?

Las tres principales formas de transmisión son:

  • Sexual (acto sexual sin protección). La transmisión se produce por el contacto de secreciones infectadas con la mucosa genital, rectal u oral de la otra persona.

  • Parenteral (por sangre). Es una forma de transmisión a través de:

    • Jeringas contaminadas que se da por la utilización de drogas intravenosas.

    • En personas, como hemofílicos, que han recibido una transfusión de sangre contaminada o productos contaminados derivados de la sangre.

    • Durante la realización de piercings, tatuajes y escarificaciones.

    • En menor grado, trabajadores de salud que estén expuestos a la infección en un accidente de trabajo como puede ocurrir si una herida entra en contacto con sangre contaminada.

  • Vertical (de madre a hijo). La transmisión puede ocurrir durante las últimas semanas del embarazo, durante el parto, o al amamantar al bebé. De estas situaciones, el parto es la más problemática. Actualmente en países desarrollados la transmisión vertical del VIH está totalmente controlada (siempre que la madre sepa que es portadora del virus) ya que desde el inicio del embarazo (y en ciertos casos con anterioridad incluso) se le da a la embarazada un Tratamiento Anti-Retroviral de Gran Actividad (TARGA) especialmente indicado para estas situaciones. El parto se realiza por cesárea generalmente, se suprime la producción de leche, y con ello la lactancia, e incluso se da tratamiento antiviral al recién nacido.

 

¿Existe tratamiento para el VIH?

Existen numerosos fármacos dirigidos a evitar tanto la infección, como la progresión del ciclo vital del virus. Dichos fármacos se clasifican clásicamente según la proteína a la que van dirigidos (esto es, el paso replicativo que inhiben en su uso). En general, y dada la alta tasa de resistencias, está indicado el uso combinado de fármacos de diferentes grupos (politerapia), en lo que se llama TARGA: Terapia AntirRetroviral de Gran Actividad.