Próstata 2018-02-04T10:38:27+00:00

Project Description

Próstata

A partir de los 50 años, muchos de los hombres tienen problemas por el agrandamiento de próstata, que puede ser benigno o maligno (cáncer).

Por esta frecuencia de problemas en la próstata, los varones deben realizarse un control anual a partir de los 50 años. Y, si tienen antecedentes de padre o hermanos con cáncer de próstata, el control debe comenzar a los 45.

La detección precoz de cáncer prostático permite se realice un tratamiento temprano, con buen pronóstico.

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino, que tiene como función principal, producir un líquido que se une al semen, y de esa manera, mejora la calidad de los espermatozoides y aumenta la fertilidad.

Está ubicada debajo de la vejiga y por delante del recto.

¿Qué problemas afectan a la próstata?

Los más frecuentes son:

  • Hiperplasia benigna de próstata (HBP).
  • Cáncer de próstata.
  • Prostatitis (infección).

¿Qué es la hiperplasia benigna de próstata?

A partir de los 40-45 años la próstata puede crecer rápidamente y dar lugar a la hiperplasia benigna de próstata (HBP). La HBP, puede comprimir la uretra y generar problemas para orinar en la mayoría de hombres mayores de cincuenta años.

La frecuencia de aparición de HBP aumenta con la edad.

¿Qué síntomas produce la HBP?

El crecimiento de la próstata puede producir los siguientes síntomas:

  • orinar con más frecuencia
  • levantarse por la noche a orinar
  • urgencia miccional: necesidad de ir rápido al baño para orinar.
  • disminución de la fuerza para orinar y del calibre miccional
  • dificultad para comenzar la micción
  • goteo al terminar la micción
  • sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga
  • en ocasiones retención de orina (incapacidad para orinar)

Estos síntomas suelen asociarse y, en general, empeoran.

¿Qué es el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata se produce por un crecimiento maligno de la glándula prostática. Se trata del tumor más frecuente en varones, pero como crece lentamente, es la tercera causa de mortalidad por cáncer, después del de pulmón y de colon.

Entre el 30 y 40% de los varones de 50 a 80 años pueden tener cáncer de próstata sin síntomas clínicos (latente). En estos casos, sólo una revisión prostática permite que se diagnostique la enfermedad.

La frecuencia del cáncer de próstata aumenta con la edad y este cáncer es más frecuente en varones con familiares que han tenido el mismo problema.

¿Qué síntomas produce el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata se desarrolla en la zona periférica de la próstata y habitualmente no produce síntomas o los produce muy tardíamente. Solo presentan síntomas clínicos uno de cada nueve varones con cáncer de próstata.

El cáncer de próstata no se encuentra si no se busca, ya que sólo produce síntomas cuando está muy avanzado.

Además, las manifestaciones clínicas del cáncer de próstata son muy parecidas a las de la hiperplasia benigna de próstata.

Cuando el cáncer de próstata se ha extendido fuera de la próstata, sobre todo a los huesos, produce dolores óseos.

En Urolit aconsejamos que los hombres mayores de cincuenta años se realicen un chequeo prostático anual para descartar la presencia de un cáncer de próstata.

Recuerde que un cáncer de próstata diagnosticado en una etapa inicial (localizado) puede curarse.

¿Es fácil diferenciar entre un crecimiento benigno y un cáncer de próstata?

Para un urólogo con experiencia, sí. Cuando detectamos en el tacto rectal nódulos sugestivos de malignidad o existen cifras de antígeno prostático específico (PSA) superiores a las normales, recomendamos la realización de una biopsia de próstata, que no precisa internación. En Urolit realizamos la revisión prostática en 48 horas. Cuando un paciente precisa una biopsia de próstata, la realizamos y obtenemos el resultado en 5 días.

¿Es importante saber si el crecimiento prostático es benigno o maligno?

Es sumamente importante. Si existe un crecimiento maligno (cáncer) y se diagnostica en fase precoz (el tumor está localizado) puede tratarse adecuadamente con excelentes resultados.

Si el cáncer ya ha crecido fuera de la próstata (diseminado), puede controlarse pero no curarse.

Por otra parte si el crecimiento es benigno, en Urolit le indicaremos si precisa tratamiento para mejorar sus síntomas para orinar.

¿A quién acudir para revisar mi próstata?

El médico especialista en los problemas de la próstata es el urólogo. En Urolit somos especialistas en el bienestar de nuestros pacientes y realizamos un estudio personalizado y adaptado a las necesidades de cada varón.

La valoración integral que realizamos en hombres mayores de 50 años, consiste en determinar:

  • si existe o no un cáncer de próstata
  • si el crecimiento es benigno, qué síntomas clínicos produce en el paciente y si es necesario un tratamiento
  • cómo afecta la próstata a la sexualidad.

¿Qué pruebas se realizan para revisar la próstata?

La revisión prostática es sencilla, debe de realizarse con expertos y de una manera personalizada y confidencial.

Comprende:

  • Historia clínica
  • Revisión física
  • Tacto rectal
  • Análisis de sangre para determinar PSA (Antígeno Prostático Específico)
  • Creatinina (para evaluar la función de los riñones).
  • Análisis de orina

¿Cada cuánto tiempo debo revisarme?

Todo varón mayor de 50 años debe consultar con su urólogo una vez al año. En varones con antecedentes familiares de cáncer de próstata y en vasectomizados la revisión prostática debe comenzar a los 45 años.

¿Cómo puede tratarse la hiperplasia benigna de próstata?

Una vez establecido el diagnostico de HBP, la necesidad de emplear o no un tratamiento depende de la clínica que presente el paciente.

El urólogo explicará al paciente las diferentes opciones de tratamiento:

  • Observación y revisiones periódicas.
  • Tratamiento higiénico-dietético.
  • Tratamiento médico.
  • Tratamiento quirúrgico (tratamiento definitivo).

Los pacientes con síntomas leves no precisan un tratamiento. En estos casos es suficiente el chequeo prostático anual. Los pacientes con síntomas moderados pueden mejorar significativamente con un tratamiento médico. Si este tratamiento no es eficaz, puede plantearse la cirugía.

En Urolit recomendamos el tratamiento más apropiado de acuerdo con los síntomas clínicos, el tamaño de la próstata, el PSA y la edad del paciente.

¿Qué tratamientos quirúrgicos existen para la hiperplasia benigna de próstata?

Cuando la próstata crece, los síntomas empeoran y no responden a los medicamentos, en este momento debe plantearse la cirugía prostática para eliminar el tejido hiperplásico y evitar que la vejiga y el riñón queden dañados de manera irreversible.

La solución definitiva de la HBP es la intervención quirúrgica que puede realizarse en forma mínimamente invasiva con distintas tecnologías o mediante cirugía convencional.

a) Tratamientos mínimamente invasivos
b) Cirugía Abierta 

Se realiza una incisión por debajo del ombligo, y se extirpa el tejido hiperplásico (adenoma de próstata). La cirugía abierta (adenomectomía) se reserva para próstatas de gran tamaño.

La indicación de la cirugía (cuando es necesaria) y sobre todo la realización de la cirugía prostática debe ser practicada por un urólogo con experiencia.

Más del 90% de los pacientes tratados con cirugía convencional, superan los síntomas de la HBP.

Solicitar turno (vía email)

Por favor complete los datos del formulario siguiente: